La Dordogne, tierra de sabores!

Elegir qué destinos visitar cuando viajás a Francia suele ser una tarea muy difícil. Quienes disponen de poco tiempo se inclinan por la bella ciudad luz desconociendo los demás tesoros que componen el país galo.

Francia es la suma de regiones riquísimas en terruños aptos para cultivar y criar los mejores productos. La suma de estas cualidades, además de la diversidad de climas y paisajes hacen de este país una excelente excusa para iniciar un viaje de sabores infinito.

Hoy nos dejamos llevar por los productos del Périgord, capital de la Dordogne, tierra del foie gras, las terrinas, los patés y la trufa negra. Es además las castañas, las nueces, las frutillas… La Gastronomía en esta región es realmente considerada un art de vivre!

Al visitarla, uno se deleita con sabores simples de una cocina generosa y sabrosamente auténtica, pura herencia de la historia y de los terruños. Los agricultores, restauradores y viticultores trabajan con pasión para ofrecer productos de excelencia y calidad. Porque alrededor de una mesa francesa, siempre debe primar el placer y la convivialidad!

 

 

Pensando en tu próximo viaje, si estás por ir a la Dordogne, te facilitamos una lista de algunos de los productos imperdibles que tenés que degustar. Aquí van:

 

El Cabécou del Périgord

Es un queso de cabra untuoso, un producto AOC (Denominación de Origen Controlado) que se puede degustar solo o caliente, por ejemplo acompañado con espárragos!

 

 

Le cèpe del Périgord

Es decir, los champiñones del Périgord: cippus significa tronco, columna, lo que hace referencia a su forma regordeta. Muy característicos de la zona, comienzan a recolectarse a fines de agosto, principios de septiembre. Con ellos, se suelen hacer unos ricos omelettes à la persillade! (A la provenzal) Se lo puede consumir fresco, en conserva o seco. Además, es rico en proteínas, vitaminas y minerales. A no esperar!

 

Los frutos secos: castañas y nueces

Las castañas se encuentran principalmente al sur de lo que se denomina el Périgord Noir y se obtienen toneladas de castañas al año!

Por su parte, las nueces dan origen a un producto gastronómico de excelencia: el aceite de nuez, delicioso e intensamente perfumado, que hoy cuenta con 3 variedades portadoras de una AOC. También se utilizan las nueces para preparar licores y cremas con “virtudes para malestares estomacales e intestinales”, según dicen por ahí!

 

 

Las frutillas

Las de esta región aportan un cuarto de la producción anual francesa. La misma está certificada con una IGP (Indicación Geográfica Protegida) la cual garantiza la calidad de unas 5.000 a 7.000 toneladas de frutillas que se obtienen anualmente! Un trabajo que se realiza a pleno sol en el triángulo que forman las ciudades de Sarlat, Bergerac y Ribérac.

 


La trufa

Conocida también como el diamante negro, se desarrolla en el Périgord y la región de Quercy siendo las zonas por excelencia donde crece este champiñón. Su recolección, con la ayuda de perros adiestrados a tal fin, se realiza desde diciembre hasta febrero, en pleno invierno francés. En una época se utilizaban cerdos para poder detectarlas. Producto difícil de conseguir y de poder comprar (sus valores son muy altos), las trufas están dentro del ADN del Périgord! (Para conocer más sobre este producto, te invitamos a leer http://www.lucullus.com.ar/noticias/la-truffe-ese-oro-negro/)


 

El foie gras

Junto con la trufa, son el orgullo de la región! Se lo puede encontrar de oca o de pato. El “hígado graso de pato” obtuvo una IGP esperando que próximamente la oca pueda también obtener su propia certificación. Se lo puedo conseguir entero, crudo, semi cocido o en conserva. Muchos de los restauradores lo venden en lo que se llama “Les Marchés au gras“. Delicia para muchos, controversia para otros, conocé el origen milenario del foie gras ingresando a este link! http://www.lucullus.com.ar/noticias/el-foie-gras-reflejo-de-una-actividad-ancestral/

 

 

Ahora sí, lista en mano, ya podés ir organizando el próximo tour gastronómico paracuando tengas la fortuna de visitar la Dordogne, una tierra llena de sabores! Bon voyage!

 

Paula Ruiz