Compartir

Lille: tan nacional como ecléctica!

« Les gens du Nord
Ont dans le cœur le soleil 
Qu’ils n’ont pas dehors »

« Los habitantes del Norte
tienen el sol en su corazón
ya que no la tienen fuera »

Estas estrofas pertenecen a la canción “Les gens du Nord” (La gente del Norte) de Enrico Macías, un cantante francés de origen argelino. La letra nace como un homenaje para aquellos habitantes que tan bien supieron recibir a este artista venido del sur…

Se suele decir en Francia que la felicidad está en el sur… hasta que se conoce el norte! Con un clima y una geografía bastante diferente de las tan concurridas playas de la Costa Azul, que suelen atraer a miles de turistas, el norte suele conquistar el corazón de muchísimas personas gracias a sus acantilados, playas infinitas, aguas bravas, pero también campiñas, praderas y hasta arenas movedizas … Y bien allí en el norte, muy cerca de la frontera con Bélgica, se encuentra una ciudad con encanto, rica en historia, patrimonio cultural, monumentos remarcables y por sobre todo muy buena gastronomía. Situada en la llanura de Flandres, Lille se destaca con una historia de diez siglos. A través de todos esos años logró tener un rol destacado tanto en la historia nacional como mundial. Aún apodada la “Capital de Flandres” (o Flandes), la ciudad de Lille fue una de las más sitiadas de Francia, de ahí toda la influencia de diferentes pueblos que le dio esa característica tan ecléctica. Sin embargo, en lo que a gastronomía se refiere, es la región de Flandres (en su mayoría el actual territorio belga) quien aportó maravillosos platos y bebidas!

Es así que encontramos estas delicias un poco difíciles de pronunciar para ser sinceros: Le Welsh: un increíble plato del norte a base de queso cheddar, cerveza y mostaza, herencia de los antiguos galos; la Carbonade Flamande: una suerte de estofado con carne cocida lentamente en cerveza; los Waterzooi, que en neerlandés significa “agua que hierve”, la receta es original de Gand, en Bélgica, y se trata de una carne (generalmente ave) cocida mucho tiempo en agua junto con muchas verduras cortadas en juliana. También se destaca Le potjevleesch: (por suerte se lo puede solicitar tan solo pronunciando Potch!) un plato de origen flamenco que data del siglo XIV y se trata de cuatro tipo de carnes marinadas (conejo, cerdo, ave, ternera) en vino o cerveza antes de cocinarlas lentamente. Si pasamos a la mesa dulce, podemos disfrutar de una deliciosa Cramique, una suerte de brioche con perlitas de azúcar por encima, la preferida de los Ch´tis!![i] Otros destacados son los famosos Merveilleux (maravillosos) hechos con 2 merengues unidos por una gruesa capa de crema chantilly y decorados con una cereza y algunas veces cubiertos con chocolate! Los Gaufres fourrés: que ganaron fama gracias al ex presidente General de Gaulle, a quien le encantaban por lo fino y suave en su sabor, llenos de azúcar morena y un delicioso relleno de vainilla, ron e incluso achicoria!

Pero algo que revoluciona a toda la ciudad cada primer fin de semana de septiembre es la famosa Braderie de Lille! La ciudad se transforma para dar lugar al mercado de pulgas más famoso de Francia, el más grande de Europa y uno de los más antiguos del mundo!!

La palabra Braderie sería algo así como una “venta por liquidación” o un “Marché aux puces” (Mercado de pulgas) pero muy arraigado al norte francés. La palabra comienza a tener difusión en el siglo XV debido, por un lado, a las ferias medievales que se realizaban en la zona y que recibían a comerciantes de todas partes ya que Lille era famosa por sus lanas y telas. Por otro lado, el término braderie viene del flamenco braaden y significa rotisar, asar, también en el contexto de las ferias medievales. Hoy, el plato emblemático de las Braderies es les moules-frites: los mejillones acompañados con papas fritas! En el siglo XII, origen de la Braderie de Lille, las papas no existían (recordemos que se introdujeron desde América allá por el s. XVI) y los mejillones se servían junto con pollo u otras aves asadas, pero debido a una epidemia que afectó a éstas, se las suplantó por las papas fritas! Orgullosos del enorme consumo que se produce durante ese primer fin de semana de septiembre, cada restaurant, “estaminet” o “guinguette”[ii] de la ciudad suelen acumular las valvas de los mejillones y lucir orgullosos las toneladas consumidas en tan solo un fin de semana!

A tener en cuenta para el próximo viaje! Lille: una ciudad ecléctica del norte que enamora!

Paula Ruiz

[i] Llamamos “ch’tis” a la población de la región Nord-Pas-de-Calais, la cual corresponde a los departamentos Nord (59) y Pas-de-Calais (62).

[ii] Estaminets: Al principio eran despensas de bebidas, luego con el tiempo se fueron transformando en establecimientos con la comida típica de la región, cual nuestros bodegones. Guinguettes: tabernas


Receta de Papas Fritas caseras

Ingredientes:

Papas 1 kg
Aceite neutro c/n

Pelar las papas y cortarlas en bastones. Sumergirlas en agua helada por 30 minutos en heladera. Secar en repasador. Freír por 5 minutos a 130 grados. Escurrir y reservar en freezer. Freír por segunda vez a 190 grados.