La fina y exclusiva cocina francesa hace las delicias de los turistas que visitan y practican deporte en los Alpes franceses.

En el norte de los Alpes, la Savoie (Saboya) tiene sus especialidades queseras adaptadas al clima de montaña. En invierno, se suele comer “tartiflette”, una receta de queso Reblochon gratinado con papas salteadas, cebolla y panceta. Con el queso “Raclette” oriundo de Suiza pero que se fabrica también en Saboya y Alta-Saboya, se organiza entre familia o amigos “noche de raclette” en las que se sirve el queso derretido con papas o embutidos. En la categoría de los quesos reconfortantes que se comen calientes en fondue, el “Mont d’Or” se distingue. Producido en el Jura (este de Francia), el queso blando madura en una caja de madera de abeto que influye sobre su sabor. Estos quesos regionales, como “l’Abondance”, “le Beaufort”, “le Reblochon”, la “Tome de Savoie” junto con la charcutería de vaca,   son una manera eficaz de luchar contra el frio invernal en las montañas.

Entre otras especialidades de la cocina de la región, podemos mencionar:

-Manzana de los Alpes de Alto Durance
Conocida en toda Europa, esta manzana está llena de encanto y de sabor. Es el producto de la mezcla de las variedades Golden delicious y Gala, que es lo que le proporciona su sabor dulce y agradable.
Desde 2010, la manzana de los Alpes de Alto Durance cuenta con una IGP (Indicación Geográfica Protegida), que limita su producción a solo seis departamentos de Alpes de Alta Provenza y a trece departamentos de los Altos Alpes. En la actualidad, cerca de 170 productores se reparten su cultivo, produciendo alrededor de 100 000 toneladas de manzanas al año.
Todos los años, en el mes de octubre, se organiza una fiesta de la manzana en Sisteron (Alpes de Alta Provenza).

-Tarta de los Alpes:
Este dulce se compone de una pasta sablée a base de harina, mantequilla, azúcar, huevos, sal y levadura, que se cubre con una crema de ciruelas pasas, confitura de frambuesas o de arándanos.
Caliente o fría, la tarta de los Alpes se puede tomar tanto al final de una comida, en el desayuno o en la merienda con una taza de café.

-Gratin de crozet:
Los crozets son pequeños fideos cuadrados, tipicos de la region de Savoie. En esta receta se los suele gratinar con queso beaufort, crema y jamon crudo o lardons.

Todos estos manjares suelen estar acompañados con vinos “savoyards”, y licores como el Génépi (a base de flores y hierbas de las montañas).

Carolina Balverdi