Charente-Maritime es un departamento francés situado en la parte central de la costa atlántica, perteneciente a la región de Nueva Aquitania.  Con sus 460 kilómetros de costas y su importante patrimonio histórico, Charente Marítimo seduce a miles de visitantes que quieren gozar de la suculenta gastronomía dominada por los mariscos.

Lucullus te lleva de paseo por las playas de arena fina y el sol de Charente, para contarte los principales atractivos culinarios de la región:

Cognac:

Si bien la producción de Cognac se remonta a inicio del 1900, es en 1936 que la bebida obtiene su AOC (Apelación de Origen Controlada).

Este elixir se elabora a partir del vino de uva blanca de las cepas cultivadas en los alrededores de la ciudad de Cognac, zona relativamente cálida del departamento francés de Charente. La caliza del suelo contribuye a la calidad del coñac, debiendo su exquisito sabor y fragancia a los métodos de destilación y maduración de al menos dos años en cubas de roble.

Las ostras de Marennes:

Lo que hace únicas a las ostras Marennes-Oléron es su maduración en claros, salinas. Los claros son pequeños estanques excavados en la arcilla, donde la ostra termina su crecimiento. Adquiere su sabor y su particular color verde, debido a la presencia de un alga local, la “navicule bleue”. Pero es precisamente el tiempo de paso en claro lo que le dará su verdadero sabor.


La Fleur de sel:

Lo que hace que la sal de la Ile de Ré sea famosa es la calidad indiscutible de su fleur de sel. Estos son pequeños cristales blancos, formados en la superficie del agua de acuerdo con el viento y el sol, que es agradable dejar que se derrita la lengua. La fleur de sel decora los mejores platos al enfatizar la frescura y la naturalidad de la comida. También encontramos su sabor único en caramelos o helado de caramelo con fleur de sel.

Le Pineau des Charentes:

El Pineau des Charentes es un vino de licor, hecho de jugo de uva. El nacimiento del Pineau se remonta a finales del siglo XVI, cuando, según la leyenda, un viticultor vertió inadvertidamente mosto de uva en un barril que contenía coñac, que abandonó a su suerte. Unos años más tarde, obligado a recuperar este famoso barril debido a las abundantes cosechas de uva, descubrió una bebida deliciosa.

Pineau blanco, Pineau rosado

Hay dos tipos de Pineau: un blanco, envejecido durante un mínimo de 1 año, con sabores de miel, frutas y especias; un rosado, de diferentes variedades de uva y al menos 8 meses de edad, desarrollando sabores más afrutados. Pero cualquiera que sea, el Pineau  siempre revela a través de  sus deliciosos aromas toda la generosidad de un suelo excepcional.

Carolina Balverdi