Revolución francesa en la cocina

12.07.13. Este fin de semana, Le Café des Arts-Pilar Golf, L’Atelier de Céline, Un dos Crêpes y Cocu les proponen descubrir las costumbres francesas de la fiesta nacional con Guinguettes y Bal Musette!

El 14 de Julio, los franceses celebran la toma de la Bastilla durante la Revolución Francesa de 1789 y la Fiesta de la Federación, realizada en conmemoración del primer aniversario de la toma de la Bastilla en 1790. Cada año, las calles se alegran con música, bailes, conciertos y fuegos artificiales.

Una Revolución histórica – La Revolución Francesa fue un conflicto social y político, que enfrentó a partidarios y opositores del sistema conocido como el Antiguo Régimen. La organización política de Francia osciló entre república, imperio y monarquía durante 71 años. Lo cierto es que la Revolución marcó el final definitivo del absolutismo y dio luz a un nuevo régimen.

El siglo XVIII se caracterizó por la idea constante de progreso. La cocina no fue una excepción y se convirtió en una ciencia. Se hablaba de una « nueva cocina » para oponerla a la antigua. Los principales cambios se llevarán a cabo en las actitudes, el buen gusto, el arte de recibir y la diversificación de los alimentos.

Hacia una Nueva Cocina – Para los aristócratas, la cocina era un refinamiento y lujo extremo que requería mano de obra altamente especializada. En las casas burguesas surgirá la llamada cocina «burguesa» y «regional». Aspirando a una cocina más sofisticada, la burguesía se inspira de la aristocracia. La Revolución Francesa y la abolición de los privilegios tendrán una gran influencia sobre la cocina. Los chefs, anteriormente al servicio de la nobleza, deben imaginar su reconversión: ofrecer sus servicios en otras casas o abrir sus propios restaurantes. Así, la alta cocina salió « a la calle » y los restaurantes se multiplicaron. Cualquier ciudadano podía comer como lo hacían los grandes aristócratas. Es el principio del «gran arte de la cocina clásica francesa” del siglo XIX.

Festejos tradicionales – El 14 de Julio, Francia celebra su fiesta nacional con Guinguettes y Bal Musettes. Tradicionalmente, las Guinguettes eran encuentros populares en los suburbios de París con pequeños restaurantes y lugar para bailar. La mayoría de las guinguettes se encontraban en las orillas de los ríos Sena o Marne. El origen más probable del término está en la palabra “guinguet”, que designa un vino blanco agrio y barato producido en Región Parisina. Asimismo, los Bal-Musettes eran encuentros para bailar con música de acordeón  donde las voces son las protagonistas.

 

En Buenos Aires – El 14 de Julio Un, Dos, Crêpes organiza la segunda edición de su tarde “Crêpes y Música” con el quinteto Las Impertinentes Señoritas Orquesta. Cocu los invita a su Bal Musette, con baile tradicional y música en vivo! También podrán probar el famoso Boeuf bourguignon (estofado de ternera, con arroz y vin chaud -vino tinto saborizado y caliente). En l’Atelier de Céline, el sábado 13 y el domingo 14 por la noche, se podrá escuchar un pianista tocar clásicos de la música francesa y tambien el 13 de julio en el Café des Arts adonde la cena será acompañada de música en vivo.

Informaciones : http://www.lucullus.com.ar/noticias/cuisine-et-liberte-festejos-de-la-revolucion-francesa-2/

Un, Dos, Crêpes
De 12hs a 18hs.
Peru 424, San Telmo.
Tel : 4331-3132
xxxxxxxxxxxxx
COCU : Boulangerie
Malabia 1510
Ma-Vier: 9hs-20hs.
Sáb: 10hs-21hs.
Dom: 10hs-20hs
Tel : 4831-4675
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
L’Atelier de Céline : Restaurante
Carlos Calvo 242 – San Telmo
Mar-Vie: 18hs-0h.
Sáb: 12hs-16hs, 18hs-0h.
Do: 12hs – 23hs.
Tel : 43611269
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
Café des Arts- Pilar Golf 
Pilar Golf – Ruta 8- KM 60,50 – Pilar
Tel : (0230) 449 0708 / (0230) 444 1113