Mientras en Argentina recibimos el otoño, Francia por su parte se prepara para la llegada de la primavera y con ella la gran diversidad de productos estivales que deleitarán los paladares del hexágono!

La variedad de frutas en esa época suele aumentar al igual que su consumo. Y uno de los frutos vedette del verano es la ciruela. Presente tanto en Argentina como en Francia se la suele consumir sola, en mermeladas, compotas, tartas o postres!

En la actualidad, existen más de 200 tipos de ciruela, pero se dice que la reina entre todas ellas es la variedad llamada ´claudia´, en francés “Reine Claude”: redonda, de color verde amarillento, con piel firme y aroma dulce se distingue por su sabor y calidad,

Y el nombre tiene su historia.

Reine Claude, también conocida como “La reina buena”, fue la primera esposa del rey Francisco I de Francia. Hija de la reina Anne de Bretagne y el rey Louis XII, el destino de Claude era darla por esposa al futuro rey Carlos Quinto. Pero por razones políticas, su padre considera mejor que su futuro esposo sea el probable sucesor del trono, François d´Angoulème, un primo de la familia.

Es así como el 18 de mayo de 1514 Claude de France contrae matrimonio con François d’Angoulème. Sin embargo, la reina pasaba mucho tiempo sola en Castillo de Blois, lejos de los amoríos de su esposo que le provocaban mucha tristeza.

Se dice que el sultán otomán, Soliman el Magnífico, le regala a François Ier unos jóvenes ciruelos de esta especie como símbolo de amistad política. Quienes cuidaban de ellos, en el castillo de Blois, estimaban mucho a la reina reconocida por ser una buena, dulce y caritativa y que a su muerte, con tan sólo 24 años de edad, bautizaron el fruto con su nombre.

Te dejamos una rica receta de Tarta de ciruelas Reine Claude para que te deleites esperando la llegada del otoño!

Tarta de ciruelas Reine Claude

Para la masa quebrada:

250 grs de harina

125 grs de manteca

10 cl de agua

2 cuch. soperas de azúcar

1 pizca de sal

Relleno:

1 kg de ciruelas “Reine Claude”

70 grs de azúcar

Preparación :

Mezclar sobre la mesada el harina, la sal y el azúcar. Hacer una corona.

Colocar en el centro la manteca blanda cortada en trozos. Amalgamar con la punta de los dedos. Agregar un poco de agua y amasar hasta obtener una mezcla bien homogénea. Dar forma de bollo y dejar reposar por 1 hora en ambiente fresco.

Enmantecar un molde para tarta. Estirar la masa en él.

Cortar las ciruelas en 2 y descarozarlas. Acomodarlas como formando una rosácea lo más próximas posible como superponiéndolas. Espolvorear con el azúcar. Hornear a 200°C por 45 minutos aproximadamente. Y bon appétit!

Por Paula Ruiz