Virginie es francesa, vino al país a estudiar hotelería y terminó retornando al país por amor. Pero también se terminó enamorando de la Pulpería Quilapán, en la cual hoy es manager. En esta entrevista de Lucullus, Virginie nueva socia de la asociación, te cuenta más de su vida y de su trabajo.

L: Como fue que llegaste a trabajar en Quilapán?

VC: Llegué al país a través de un intercambio con la facultad y me enamoré de un argentino, así que volví a Francia para terminar  la carrera y luego regrese, ya hace 5 años. En ese momento vivía en el sur, en Ushuaia pero luego empecé a estudiar nuevamente en Buenos Aires, yo tengo una licenciatura en administración hotelera  y ahora estoy haciendo el master y gracias a los contactos de la facultad, pude conocer a los dueños de la pulpería, Grégoire y Tatiana.  Así fue como empecé a trabajar con ellos.

L: Qué fue lo que te atrajo de la pulpería como para trabajar allí?

VC: Es que lo que hicieron ahí fue increíble, renovaron totalmente una casa antigua, que estaba en un estado terrible al momento que llegaron los dueños y la renovaron tal cual estaba en 1720, para empezar a ofrecer lo mejor de los productos argentinos, trabajando con productores pequeños, para hacer un puente entre la ciudad y el productor. Eso es un trabajo increíble, porque es un trabajo de búsqueda del productor, de encontrar los buenos productos que además, van con nuestra filosofía ecológica. Es, por ejemplo, hacer conocer productores de quesos argentinos, que a lo mejor nadie conoce y que son buenísimos!

L: Cuáles son los productos argentinos con los que preferís trabajar?

VC: Ehh son varios! Los quesos, los fiambres, la carne, la verdad trabajo con productores chicos que hacen producción especial, como por ejemplo trabajamos con un señor que tiene un criadero de pollos de campo y en su criadero trabaja con personas discapacitadas. Así que,  gracias a eso, él brinda fuentes de trabajo a estas personas y nosotros tenemos pollos orgánicos  del campo y de muy buena calidad. Después también los vinos que tenemos , que son de bodegas chicas.

L: Hablando de eso, en la pulpería tienen múltiples actividades, una de las más famosas, es la de hacer vino…

VC: Si, si, eso fue gracias a los dueños de una pequeña bodega que realizan el vino patero, entonces lo que se hizo en esta actividad, acompañados por ellos, es que la gente vino a la pulpería y empezó primero a separar las uvas de los desperdicios, luego a pisar la uva y finalmente después de un proceso de fermentación de  más o menos un mes, se lo venían a tomar. Fue muy lindo la verdad, que hayamos tenido la posibilidad de hacer vino a la antigua! Como se hacía antes.

L: Cuáles son los platos emblema de la pulpería?

VC: Ufff varios!! Las picadas son increíbles, después el clásico choripán, y el guiso cazador. Bien para el invierno, el guiso cazador, es un guiso con lentejas  que tiene carne de ciervo y carne de jabalí. Para esto trabajamos con dos hermanos que cazan ellos mismos el jabalí y el ciervo y que nos los traen una vez que han cazado, nos los traen bien frescos. Es increíble poder trabajar con estas materias primas.

L: Y cómo es el feedback entre la pulpería y su gente, su clientela que concurre habitualmente?

VC: Lo que es genial de Quilapán es que vos tenés, la parte del restaurant, la del almacén y el club social, entonces la gente se acerca por diferentes motivos, pero que siempre se van contentos, sintiendo que han tenido un viaje al pasado, tras visitar el lugar.

Y después tenemos diferentes públicos, hay algunos que vienen porque les gusta más la parte de club social, otros que vienen para comprar su queso y su pan todos los días, otros vienen a cenar o comer algo con amigos. En general puedo decir que todos disfrutan de nuestra filosofía que es compartir todo lo que sabemos.

L: Bueno todo está enmarcado en un barrio típico como lo es  San Telmo, pensás que la pulpería podría estar en otro barrio?

VC: No, creo que solamente en san telmo! Bueno, o yo por lo menos no me la imagino en otro barrio. Capaz que podría estar, pero no sé si sería lo mismo.

L: Como imaginás el futuro de Quilapán?

Seguir creciendo,  seguir teniendo siempre eventos, actividades, poder trabajar con más productores, para llegar a tener cada vez más y mejores productos para el almacén.

Carolina Balverdi