Esta frase es una de las que mejor representa al chef Paul Bocuse y acertadamente es el título de uno de sus libros. Sin duda alguna esas palabras simbolizan su sentimiento hacia lo que fue su profesión pero ante todo su modo de vida. Con tan sólo 10 años se sumó a los fogones que llevaban adelante sus padres y abuelos para dar continuidad a una larga tradición gastronómica que se remonta desde finales del siglo XVIII.

Paul Bocuse (1926-2018) es LA GASTRONOMÍA en sí misma. Su pasión por la cocina hicieron de este hombre nacido en Collonges au Mont d´Or, Lyon un referente nacional e internacional. Sus insignias eran: productos regionales, cocción y simpleza. “Monsieur Paul” (como muchos solían llamarlo) amaba los productos del terroir y los platos tradicionales que se transmiten de generación en generación, fieles representantes de la identidad francesa. La crema, la manteca y el vino eran sus aliados. Sin embargo, también supo adaptarse a los cambios y fue además un gran innovador: impulsó la llamada Nouvelle Cuisine a fines de los años 60: “Clásica o moderna, no hay más que una cocina: la buena”, dijo alguna vez. Extrovertido, curioso, Paul Bocuse fue más allá que cualquier otro chef y concretó proyectos en toda Europa, Estados Unidos y Asia.

Hombre generoso, Paul Bocuse supo reconocer el talento de sus colegas, de aquellos chefs contemporáneos y también rendir homenaje a quienes lo formaron e inspiraron. Tal es así que en su restaurant “L´Auberge” en Lyon, dos platos emblemáticos llevan el nombre de Fernand Point (Filet de sole Fernand Point) y Eugénie Brazier (Volaille de Bresse en vessir “Mère Filloux”) una de las madres lionesas quien fuera su maestra allá por sus inicios culinarios.

“La vida puede acabarse en cualquier momento. Así que hay que trabajar como si fuéramos a morir con 100 años y vivir como si la muerte nos esperara mañana”

Quizás esta frase pronunciada de su propia boca fue el motor que provocó el exitoso resultado de sus emprendimientos. En 1987, y con el fin de transmitir lo aprendido a través de los años, “Monsieur Paul” creó el Bocuse d´Or, considerado el concurso culinario más prestigioso del mundo. El objetivo era poner a la luz el talento, la excelencia y la perseverancia de muchos chefs en su profesión. El mismo tiene lugar en la ciudad de Lyon cada dos años y en 2017 se cumplieron ya 30 años de su creación. Afortunadamente el Bocuse d´Or tiene un futuro prometedor para asegurar la tradición y el trabajo bien hecho.

Nuestro homenaje a este “emperador de los cocineros”, a este Chef inspirador, respetuoso de la profesión y del buen vivir, a este hombre generoso que deja un gran legado para que las miles de personas que visitan sus restaurants en todo el mundo continúen saboreando sus recetas únicas. Sin duda alguna, lo mejor de Paul Bocuse es que haya sido simplemente Paul Bocuse. Merci Chef!

Paula Ruiz

 

Cronología

1926: nacimiento en Collonges au Mont d´Or, Lyon

1958: Primera Estrella Michelin

1961: Mejor Ouvrier de France

1962: Segunda Estrella Michelin

1965: Tercera Estrella Michelin

1975: Obtención al Título de Caballero de la Legión de Honor

1987: Se crea el concurso Bocuse d´Or

1989: Elegido Cocinero del Siglo por la Guía Gault et Millau

1990: Apertura del Instituto Paul Bocuse

2011: Consagrado Chef del Siglo por el Instituto Culinario de los Estados Unidos

2018: Fallecimiento en la misma ciudad que lo vio nacer