El queso es uno de los elementos más importantes de la gastronomía francesa, ya que Francia cuenta con más de 300 variedades de todo tipo (con leche de vaca, oveja, cabra…) o sea, tienen más variedades de quesos que días en el año!  Es un símbolo de la gastronomía francesa en el mundo entero, y en Argentina también se lo considera un preciado elemento a la hora de cocinar!!

Porque conocemos la importancia del queso, les proponemos una primera selección de las variedades de tipo francés que se pueden encontrar en nuestro paìs.

Le Camembert de La Suerte

Quesos La Suerte es un emprendimiento de la familia Lacau, ubicado en la Provincia de Buenos Aires. Sus principios son la excelencia, la ética y la sustentabilidad. A pesar del crecimiento de esta empresa familiar, conserva su espíritu artesanal que es la esencia de este emprendimiento.

Recomendamos su camembert, se trata de una variedad de pasta blanda, untuosa y suave a base de leche de vaca que, a medida que madura, genera una corteza blanca mohosa. El queso camembert es tradicional de Normandia (Francia) pero actualmente se encuentra fabricado en todo el mundo. Francia no ha protegido el termino camembert pero si el de Camembert de Normandie con AOC desde 1983.

Le Crottin de Cabaña piedras blancas

Cabaña Piedras blancas se dedica a la producción de leche de cabras y a la elaboración de quesos artesanales de leche de cabra y vaca. La producción es basada en un modelo francés: el modelo “fermier” que produce a menor escala y valoriza la calidad sobre la cantidad. En efecto, Cabaña Piedras Blancas promueve el desarrollo de la cultura gourmet, el respeto de la producción, la calidad de los productos, el valor agregado de los que producen.

Te recomendamos el crottin, queso de pasta blanca, finamente granulada, con siembra de hongos comestibles en la corteza y aspecto irregular. Inspirado en el Crottin de Chavignol (AOC desde 1976). De sabor complejo con ligero aroma caprino y un dejo a queso azul. Se vuelve seco y fuerte cuando madura, acentuando sus notas de aroma y sabor.

Ideal para la famosa “salade de chèvre chaud” – ensalada de crottin caliente con panceta salteada.

 

Oveja semi duro de Santa Agueda 

Santa Agueda es una empresa familiar que elabora quesos artesanales de oveja. Ubicada en la provincia de Buenos Aires, se dedica a la cría de ovejas frisonas para realizar deliciosos quesos con una tradición que se transmite de padres a hijos. El queso de oveja tiene una gran popularidad en países de Europa como España, Italia y sobre todo Francia. En Francia, la producción de leche de oveja es menos frecuente que la de leche de vaca. Sin embargo, dos regiones se destacan por su producción de quesos de oveja: la Isla de Córcega y el Suroeste de Francia. El queso de oveja tiene unas características propias, con un sabor ligeramente picante y mantecoso.

Te aconsejamos el queso de oveja semi duro de Santa Agueda. Este queso de campo te va a llevar a las montañas con su olor suave y característico. Su textura es semidura y es levemente salado, con una acidez a punto y un sabor cremoso… Un queso poco conocido y sabroso!

Roblechon de Fermier

Fermier es un productor de quesos ubicado en Suipacha, donde se encuentra la ruta de los quesos. Elabora quesos de tradición francesa, con leche pura de su tambo, sin conservantes ni aditivos. La dedicación también es un ingrediente esencial para la elaboración de los quesos Fermier, dignos de deleitar los paladares más exigentes. Leche pura y pasión es el secreto de los quesos Fermier.

Te recomendamos el reblochon, un queso característico de la región de Saboya de Francia. Es un queso de pasta blanda no cocinada, cremoso y prensado, salado. Tiene una corteza de color amarillo, seca con un sabor muy fuerte en aumentación con su maduración y una fina espuma blanca que da prueba de su refinamiento. Su textura es flexible y consistente. También se puede comer en un plato francés muy famoso: la tartiflette. Un queso delicioso para los amantes de quesos intensos!

La Pyramide de queso de cabra de la Bonne Etoile

La Bonne étoile es un joven emprendimiento del francés Julien Baudet, productor de quesos, ubicado en la provincia de Córdoba. Empezó con una empresa de importación de quesos franceses a base de leche cruda llamada 60 días (en referencia a la ley argentina que específica que para comercializar quesos con leche cruda, tienen que tener más de 60 días de estacionamiento). Después, empezó la elaboración de quesos en la provincia de Córdoba, junto a tumbo agro-ecológico que aplica los principios de la biodinámica.

Te aconsejamos su queso de cabra de pasta blanda y corteza florecida, de forma cilíndrica y piramidal ( la forma de pyramide – puntiaguda, tronca, cortada – indica un queso a base de leche de cabra en Francia). Su textura es firme, con una corteza totalmente comestible. sabor 100% francés! Se puede comer con una baguette con un poco de ajo, para los amantes de los sabores del campo!

Faltan muchos, si claro! Pronto les daremos nuestra selección de Brie, Queso azul, Morbier, y mimolette.

Por ahora, A degustar!