Alicia Berger es ante todo una “entusiasta de vivir intensamente” como le gusta autodefinirse. Y de ello no cabe ninguna duda! Apasionada por la cocina, la historia, los viajes y por la vida en sí misma, nos concedió una pausa mientras viaja por Grecia para conocerla un poco más y saber cuáles son sus próximos pasos.

Esta porteña, que de chica no solía entrar a la cocina, se diplolmó en L’École de Cuisine et Pâtisserie de Le Cordon Bleu en Paris, Francia y no paró sumando año tras año experiencia y conocimiento a su formación. Llegó a estar al frente de su propia escuela de cocina durante 30 años!

En el año 2003, fue aprobado su ingreso como miembro de la Academia Culinaria Francesa después de años de experiencia en restaurants 3 estrellas Michelin: Aubergine (Eckart Witzigmann, Alemania), Paul Bocuse (Francia), Alain Chapel (Francia), Gualtiero Marchesi (Italia), L’Auberge de l’Ile (Marc Haeberlin, Francia), Pierre Troisgros (Francia) y La Mère Blanc (Georges Blanc, Francia). Así todo, Alicia considera que aún falta mucho por conocer y va por más!


Lucullus: ¿Qué significa hoy la cocina en su vida?
Alicia Berger: En mi vida la cocina significa hoy para mí lo mismo o más que hace 30 años. Siempre enseñar cocina fue una gran pasión para mí. Fue el motor que me impulsó a aprender de los otros, todo lo mas que podí­a para luego poder transmitirlo, ya que si no lo hacemos se pierde…  Si algo extraño de esos años de enseñar es la expresión de sorpresa de mis alumnos cuando  les enseñaba algo nuevo, diferente! He disfrutado un montón estos años, para mí han sido de gran placer tanto la escuela como la TV, me encantaba hacer los programas. Me encanta lo que he vivido… me siento lograda y feliz. La cocina me sigue apasionando… No enseño, pero investigo permanentemente.

Lucullus: Con respecto a los viajes, ¿qué le gusta descubrir cada vez que viaja?
Alicia Berger: Viajo lo más que puedo, visito mercados, gente nueva, me relaciono, continúo aprendiendo. No he cambiado mi visión de la cocina, continuo haciendo lo mismo, me enriquezco aprendo y me divierto .Visito campos de té y recolecto las hojas más tiernas como me enseñan las mujeres del lugar. Recorro campos sembrados de azafrán, me levanto al alba y junto a personas desconocidas recojo las flores… Luego, cuando tomamos juntos a media mañana un café caliente con una baguette rellena con un trozo de chocolate nos conocemos, nos reí­mos y sigo aprendiendo.
En la actualidad eso es lo que hago, lo que más me gusta es vivir intensamente e investigar como antes, como siempre lo hice desde que era chica. Siempre fui curiosa y comunicativa, siempre me gustó viajar y aprender todo aquello que me llama la atención desde un simple campo de papas como un olivar y ayudar a recoger las olivas y luego visitar la planta de producción. Como ves, continuo haciendo lo que siempre me encantó. Visito cocinas, pruebo los productos, charlo con los cocineros y meto mano todo lo que me dejan!

Lucullus: ¿Qué sabores la sorprendieron más?
Alicia Berger: Todos los que eran desconocidos en su momento para mí. Ahora, los que me sorprenden cada dí­a por su color, su gusto, su aroma diferente… Por ejemplo, me encanta la vainilla, todos los componentes del curry! Y te aseguro que hago uno especial para la casa con mucho cardamomo… Me gusta mucho el jengibre, la menta… El aní­s estrellado… Ufff tantos!

Lucullus: Muchas de las especias que nombra vienen de Oriente, ¿cuál considera hoy la cocina más influyente y qué lugar ocupa la cocina francesa?
Alicia Berger: En este momento la cocina está globalizada con gran influencia de la TV internacional e internet… Las escuelas son internacionales y en cada país se hace cocina moderna. La tendencia la ponen los chefs de turno al igual que la moda de los mejores restaurantes. Aunque aún se respeta en cada paí­s restaurantes a tema en donde se sirve la cocina tradicional.

Lucullus: Como la cocina regional que se mantiene en Francia, sobre todo en el interior.
Alicia Berger: Si… Y la cocina griega también. Por ejemplo aquí en Grecia las musakas!

Lucullus: ¿Qué siente Usted q busca la gente que hoy se acerca a estudiar para chef? Ud hablaba de tendencias, moda… ¿siente q estudiar para chef hoy es una moda?
Alicia Berger: Lamentablemente en los últimos años sí es una moda, la mayorí­a de los alumnos no van a llegar a trabajar como cocineros pero más difí­cil es llegar a chef, o sea, a dirigir una real cocina. Sólo un  10 por ciento va a  llegar porque realmente siente que  es su profesión. La cocina es un trabajo a contramano: cuando todos pasean ellos o ellas están cocinando.  Es un trabajo muy duro.

Lucullus: Claro… Aunque esté de viaje en este momento, ¿con qué viaje sueña, qué lugar la espera?
Alicia Berger: Todos! Siempre viajar es formidable, es vivir muchas vidas en una! Me encanta regresar a lugares ya conocidos porque siempre descubrí­s otras cosas y al conocer lugares nuevos sentís una adrenalina diferente porque no sabés lo que te espera. La semana próxima voy a Croacia, Montenegro y Eslovenia y desde allá­ regreso a Francia a abrazarnos con toda la familia!

Lucullus: Una última pregunta… Sabemos que es una apasionada de la historia… ¿Qué es lo que tanto le fascina de esta combinación “historia-cocina?”
Alicia Berger: Todo! Porque la historia de los pueblos está directamente relacionada a la cocina. Es una consecuencia de ella. La historia de los pueblos, sus batallas, sus cambios políticos han sido  lo mágico que me llevó a enseñar una unida a la otra. Es imposible separarlas. Eso lo aprendí­ de mi papá que era un gran apasionado de los viajes y la historia. Él era italiano y le encantaba bien comer y beber!

Paula Ruiz