El dilema entre la necesidad de alimentar al planeta y el desperdicio de la comida es una discusión de la cual hoy nadie puede quedar afuera. En el marco del festival El Cine Cocina y de la proyección del documental Theater of life, el lunes 30/10 a las 18.30 hs se brindará una charla sobre “El futuro de nuestros alimentos”, en a Alianza Francesa de Buenos Aires (Córdoba 946).

El documental Theatre of Life plantea un enorme desafío para la sociedad de consumo actual: la contradicción entre la pérdida y el desperdicio de alimentos y el hambre que padecen millones de personas en el mundo. “La pérdida y el desperdicio de alimentos” se refiere a la merma en etapas sucesivas de la cadena de suministro de alimentos para consumo humano, desde la producción inicial hasta su llegada a los hogares. Filmado durante la Exposición Universal Expo Milano 2015, cuyo lema fue “Alimentar el planeta, energía para la vida”, el documental sigue al chef italiano Massimo Bottura -acompañado por algunos de sus renombrados colegas de todo el mundo- en su hazaña de alimentar a los más necesitados en el comedor de beneficencia Ambrosiano, para devolverles algo de dignidad.

Desde hace unos años, la reducción de las pérdidas y el desperdicio de alimentos genera diversas acciones a nivel mundial: si bien los gobiernos, las instituciones, las asociaciones civiles, los productores, distribuidores, minoristas, cocineros y consumidores tienen enfoques distintos sobre la problemática, todos aportan soluciones. En Francia, por ejemplo, una ley obliga a los supermercados a firmar contratos de donación con entidades benéficas para entregar los productos que no se vendieron. No obstante, en la Argentina se estudian otras líneas de acción.

En el país, la crisis socioeconómica del 2000 marcó un antes y un después en relación con la temática, y una iniciativa como Banco de Alimentos nació a raíz de esa época convulsionada. Desde entonces, se formó la Red Argentina de Bancos de Alimentos, que agrupa a 16 bancos de alimentos -más dos en formación- que se ubican en varias provincias. En 2016, la Red rescató 8,7 millones de kilos de alimentos, que fueron entregados a 2117 entidades beneficiarias que colaboran diariamente con la alimentación de 304.000 personas. La sociedad civil también tiene un rol activo y trabaja sobre un proyecto de modificación de la actual Ley Donal 25.989. El proyecto se encuentra en Cámara de Diputados y se espera su aprobación para girarlo al Senado, a fin de convertirse en Ley.

Sin embargo, un informe del Observatorio de la Deuda Social Argentina (ODSA) de la UCA advirtió que este año el país cuenta aún con seis millones de personas que padecen hambre: es decir, uno de cada 10 hogares no tiene los recursos para alimentar a toda su familia. A esta cifra hay que cruzarla con el dato que reveló el secretario de Agregado de Valor, Néstor Roulet, en mayo de este año: la pérdida y el desperdicio de alimentos en la Argentina alcanza los 16 millones de toneladas anuales, lo que representa aproximadamente 400 kg por persona al año, o más de un kilogramo por día por persona. Las mayores pérdidas se perciben en las cadenas de frutas, hortalizas, tubérculos y lácteos. “Junto con la FAO, nos propusimos que para el año 2025 las pérdidas y desperdicios de alimentos se reduzcan en un 30%”. En septiembre de 2016 quedó conformada la Red Nacional para la Reducción de Pérdida y Desperdicio de Alimentos: unas 40 entidades, cámaras e instituciones (entre ellas, la asociación de cocineros ACELGA) adhirieron al Programa Nacional, impulsado por el Ministerio de Agroindustria de la Nación. Entre las acciones de concientización, el Ministerio lleva adelante la campaña Valoremos Los Alimentos, que a su vez ha sido replicada junto con las contrapartes y que cuenta con un manual para aprovechar los alimentos y evitar el desperdicio. A fines de 2016, se realizó la campaña #notirescomida, organizada por la FAO, el citado Ministerio, Unilever y Carrefour, que acercó a más de ocho millones de personas una guía gratuita para reducir el desperdicio de alimentos en casa.

Por último, se presentó un proyecto de ley para declarar el 29 de septiembre como el “Día Nacional de la Reducción de Pérdidas y Desperdicios de Alimentos”. ¡Hoy día nadie puede pretender mirar hacia el costado y no ser parte de la solución!

DEFINICIONES
Las pérdidas de alimentos se definen como “la disminución de la cantidad o calidad de los alimentos”. En concreto, son los productos agrícolas o pesqueros destinados al consumo humano que finalmente no se consumen y que han sufrido una disminución en la calidad. Una parte importante de las pérdidas de alimentos es el “desperdicio”, es decir, aquellos alimentos seguros y nutritivos inicialmente destinados al consumo humano que son desechados o utilizados de forma alternativa (no alimentaria) a lo largo de las cadenas de suministro alimentario.

ALGUNAS CIFRAS
Se pierden o desperdician:
• Un tercio de los alimentos producidos en el mundo para el consumo humano, lo que representa 1,3 mil millones de toneladas de comida.
• 30% de cereales en los países industrializados
• 45% de frutas y verduras en todo el mundo, y 20% de la carne
• 29 millones de toneladas de productos de uso diario cada año en Europa.

DATOS ÚTILES
www.bancodealimentos.org.ar
www.fao.org
http://www.alimentosargentinos.gob. ar/HomeAlimentos/ValoremoslosAlimentos/pdf/manual-aprovechar.pdf

Laurence Thouin.

Para la inauguración se su cuarta edición, el lunes 30 de Octubre en la Alianza Francesa de Buenos Aires (Córdoba 946), en festival El Cine Cocina les invita a participar en actividades relacionadas con el tema del desperdicio alimentario y de la valoración de los alimentos:
-18h30: diálogo “el futuro de nuestros alimentos”, con S.E. Pierre-Henri Guignard, embajador de Francia en Argentina, Marisa Giraldez, y Natalia Basso.
-19h30: proyección de la película Theatre of Life.