Los frutos secos son nuestros aliados en varios aspectos: salud, bienestar, deporte, belleza, gastronomía… Además de ser exquisitos aportan muchos beneficios a la salud y embellecen nuestros platos. Nueces, almendras, avellanas, castañas suelen ser protagonistas de muchas recetas en todo el mundo. Francia no es la excepción y también hace gran uso de ellos. Pero uno que se destaca y es amado por la mayoría de los Franceses es el pistacho. En platos dulces o salados, como snack, en entradas, platos principales y aún en postres, los pistachos ganan protagonismo y se mantienen en el podio![i]

Representación ficticia de los jardines suspendidos de Babilonia-Evgeny Kazantsev

El nombre del pistacho proviene de Pisteh, su nombre en Persa. Hoy día se lo reconoce en varios países como el fruto seco sonriente o fruto felíz debido a la forma de su cáscara semi abierta. Originario de Medio Oriente, el pistachero, una planta arbórea de donde sale el pistacho, es considerado el rey de los frutos secos. En Persia, el comercio y la propiedad de pistacho significaban riqueza y alto estatus. Varias leyendas se escuchan en torno a este fruto seco de origen milenario como por ejemplo que era adorado por la Reina de Saba, antes de conquistar Medio Oriente, hace ya de esto unos 3000 años! Para ese entonces, el pistacho sólo era consumido por la realeza y una minoría selecta. La reina de Saba habría dispuesto, según decreto, el consumo de los pistachos como comida exclusiva de la realeza.
Dicho decreto lo llevó tan lejos como para prohibir a los plebeyos su cultivo para consumo personal. Los Árboles de los Pistachos, formaban parte también de los Jardines Colgantes de Babilonia, una de las Siete Maravillas del Mundo. Este paisaje se atribuye a Nabucodonosor II, rey de Babilonia, quien hizo plantar pistachos en sus jardines para calmar las críticas de su mujer, que encontraba monótono el paisaje de Babilonia.

A principios de la era cristiana se introdujo a la Europa mediterránea y mucho más tarde, en el siglo XVII, se comenzó a plantar en la ciudad de Kerman, Irán, región que en la actualidad produce el 95% de los pistachos iraníes aunque la variedad más apreciada nace en la región de Khorasan, también en Irán. El pistacho, junto con las almendras, es uno de los frutos secos mencionados en el Antiguo Testamento.[ii]

La producción de pistachos se extiende por todo el Mediterráneo, la India y México ya que el pistachero necesita de un clima seco y soleado para poder desarrollar sus aromas y sus diferentes tonos de verde. Luego, cuando alcanza la madurez, abre su cáscara naturalmente, un buen indicador para los productores de que ya puede ser recolectado.

Los encontramos también en la zona de California y aparentemente la mayor parte de los que se consumen en Francia provendrían de esta región norteamericana[iii].

Sea de donde sea el pistacho, al comprarlo, por ser un fruto rico en aceites vegetales, es aconsejable guardarlo en envases bien cerrados y colocarlos en lugares frescos y secos con poca luz.

 

Ahora les contamos nuestras tremendas recetas de los spaghettis con aceitunas y pistachos y del increíble smoothie de pistacho.

Paula Ruiz.

 

[i] Si bien es un fruto muy recomendable para la salud, podría tener sus contraindicaciones por lo que sugerimos siempre consultar a un profesional para evitar inconvenientes.
[ii] “Israel, su padre, les dijo: «Ya que no queda más remedio, hagan lo siguiente. Echen en sus bolsas algo de los productos del país: tragacanto, miel, goma, láudano, pistacho y almendras, y llévenselo como regalo a ese hombre.” Génesis, 43-11
http://www.bibliacatolica.com.br/biblia-latinoamericana/genesis/43/
[iii] https://www.academiedugout.fr/
[iv] http://www.recetas-saludables.com/pistacho.html