Aveyron-Pigüé: un sentimiento de hermandad!

Existe en el mundo el “hermanamiento de ciudades” o como se lo conoce en Francia: villes jumelées (ciudades gemelas). Este concepto por el cual ciudades o pueblos, generalmente de países diferentes y con características similares, establecen un “hermanamiento” permite dar a conocer el turismo, la cultura, la gastronomía de lugares de todo el mundo… El Departamento de Aveyron y Pigüé no lo son oficialmente, pero el lazo que las une podría decirse que es de una gran hermandad.

La Argentina resultó ser un crisol de culturas en su gran mayoría provenientes de Europa. Oleadas de inmigrantes franceses, españoles, italianos, habitantes de Europa del este, etc. vinieron antes, durante y después de las dos Guerras Mundiales. Pero este no fue el único motivo que provocó la llegada al país de estos pueblos. Hacia finales del siglo XIX, las tormentas y heladas en el departamento de Aveyron (perteneciente a la región Midi-Pynerées) fueron muy fuertes, debilitando los viñedos. A este inconveniente se le sumó la llegada de un terrible virus conocido como filoxera que acabó completamente con la viña de la región. Fue así que en 1884, 40 familias, un total de 163 aveyronnais debieron partir rumbo a Argentina. Con la esperanza de recuperar sus vidas y recomenzar todo en una tierra desconocida para ellos, muchos aveyronnais se embarcaron en el navío Belgrano envalentonados por Clément Cabanettes, un francés visionario que volvía a su Aveyron natal a buscar compatriotas para que lo acompañen a Buenos Aires. Años más tarde, precisamente el 4 de diciembre de 1884, Cabanettes fundaría Pigüé. Entre muchas idas y venidas, y contratiempos que también debieron afrontar, la gente oriunda del Aveyron se estableció en el partido de Saavedra marcando su impronta. Fue así que crearon la colonia francesa más grande de la Argentina.

Entre las especialidades más reconocidas del Departamento de Aveyron en Francia encontramos: L´aligot; le roquefort; les farçous (bueñuelos de acelga); les tripous (tripas de ternera o cordero rellenas); l´estofinado (preparación de pescado seco con huevos duros y papa); le gâteau à la broche (traído de los Balcanes por los soldados de Napoleón, este pastel a base de harina, huevos, manteca, ron y vainilla se cocina “al asador” moldeándolo); la fouace (una Rosca de Reyes); la soupe au fromage (sopa de queso); la flaune (el postre aveyronnais por excelencia realizado con “ricota” de oveja); les échaudés (galletitas con granos de anís que los abuelos solían embeber en vino!)…

Zona extremadamente rica en productos lácteos, Aveyron resulta uno de los paraísos queseros de Francia. La tomme de Laguiole, por ejemplo, es un queso elaborado con leche de oveja, recubierto por una fina capa blanca, aterciopelada y comestible. En nuestro país, lo fabrica con leche de vaca Quesos Fermier[i] ubicado en Suipacha, también en la Pcia de Buenos Aires y con él se hace l´aligot, una suerte de puré delicioso para acompañar chorizos o salchichas a la parilla!

El queso Roquefort, un queso azul exclusivo de la ciudad de Roquefort[ii], es el rey de los quesos. Fue el primer producto en obtener la apelación de origen controlado (AOC) el 26 de julio de 1925 a través de un decreto que indica que “el queso ´Roquefort´ es un queso fabricado exclusivamente con leche de oveja […] de pasta azul, sembrado con esporas de Penicilliun roquefori, sin prensar, sin cocer, fermentado y salado, de crosta húmeda…” Un verdadero manjar al paladar!

Las costumbres entre los recién llegados y los pobladores de estas tierras áridas se fusionaron con el paisaje y hoy sus descendientes continúan algunas tradiciones. Además de incorporar muchos productos del país galo y de reacondicionar otros, una celebración que une a todo el pueblo y que cada vez se difunde más la Fiesta de la Omelette Gigante[iii]! Cada primer fin de semana de diciembre, la ciudad de Pigüé recibe miles de invitados de todo el mundo para apreciar, ver, comprobar y degustar la fabricación de una omelette sin precedentes! En una enorme sartén con más de 4 metros de diámetro se utilizan alrededor de 15 mil huevos, 100 kilos de jamón, cebolla de verdeo, perejil y otros condimentos. La entrada es libre y gratuita y se celebra durante todo el fin de semana iniciando las actividades el viernes 1 de diciembre y culminando el domingo 3 con la presencia de todos los cocineros que colaboran con mucho esmero en la preparación de esta omelette King size! Cuando el plato está a punto, se inicia otra celebración: cada invitado recibe una porción y la fiesta continúa con espectáculos, juegos y recitales!

Ya sea el primer fin de semana de diciembre o en cualquier momento del año, visitar Pigüé es adentrarse a una parte de Francia llena de historias de vida, esperanzas, proyectos y desafíos de aquellos que vinieron sin más que con una valija cargada de sueños.

Paula Ruiz

 

[i] http://www.lucullus.com.ar/noticias/daniel-rigabert-un-maestro-quesero-frances-en-argentina/

[ii] http://www.roquefort.fr/es/actualidades/descubrir/el-pueblo/

[iii] https://www.welcomeargentina.com/sierradelaventana/fiesta-omelette.html